Acusado de graves violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, el exjefe de la fuerza brindó sus últimas palabras.


En su breve exposición ante el Tribunal Oral Federal de La Rioja, luciendo uniforme militar con insignias y leyendo un texto desde el banquillo de los acusados, César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani afirmó seguir creyendo “en una Patria grande, libre y soberana”.

Estoy tranquilo y sigo vistiendo con orgullo el uniforme de la Patria y ahora espero que la Justicia reivindique el buen nombre y honor de mi persona y mi familia“, sostuvo Milani ante el Tribunal.

En ese marco, insistió en proclamar su inocencia en los hechos que se le imputan y, tras volver a sugerir que los procesos judiciales en su contra pretenden “ahogar el último intento de construir un Ejército nacional y popular”, aseguró que, ahora, “otra vez hay un Ejército de rodillas, cumpliendo roles y objetivos secundarios que interesan a las potencias extranjeras”.

Espero que la Justicia reivindique el buen nombre y honor mío y de mi familia, pese a las difamaciones, las calumnias y las injurias“, expresó Milani.





Comentarios