Fue en Los Hornos. Nueve religiosos fueron retenidos durante dos horas.


“Robamos para comer” relataron los ladrones que ingresaron a un convento de Los Hornos, atacaron y retuvieron durante dos horas a nueve religiosos. Los delincuentes huyeron con 8 mil pesos, celulares y televisores. 

Fue durante la noche del domingo en el convento “Padres Vocacionistas”.

Sucedió el domingo pasado en el predio ubicado en la avenida 60 y 173 cuando dos sacerdotes, dos hermanas y cinco seminaristas compartían la cena alrededor de las 20.30 horas. Cuatro delincuentes encapuchados y armados ingresaron al convento “Padres Vocacionistas”

Los asaltantes habrían llegado en auto con una escopeta y un revólver. Al ingresar, ataron de pies y manos a ocho de los religiosos y los retuvieron durante dos horas. A la víctima restante la usaron para que los guiara por los distintos ambientes. 

Emiliano Pieran, sacerdote responsable de la Congregación relató a El Día que una de las monjas le preguntó al ladrón “si no le daba vergüenza robar a personas religiosas”. El asaltante, en un intento de justificación, expresó: “Robamos para comer, por hambre, por la difícil situación económica que hay en el país”. 

A pesar de la tensión que se vivía en el convento, los ​ladrones pensaron en cenar, pero al ver que la heladera estaba vacía comieron unas galletas. El sacerdote contó que no es el primer asalto que sufre la institución, desde octubre pasado son víctimas de continuos ataques. 

“En los dos primeros se llevaron vacas, caballos, gallinas, un tractor y herramientas de un galpón”, señaló Pieran, quién además adelantó que planea reunirse con el comisario de Los Hornos para transmitirle su preocupación por los problemas de inseguridad. 






Comentarios