Se prevé que jueves y viernes sea el turno de los alegatos de las defensas de los ex policías.


La Fiscalía penal de La Plata pidió en un juicio oral que se condene a penas de entre ocho y nueve años de prisión a ocho ex jefes policiales, acusados de conformar una asociación ilícita que se dedicaba a recaudar dinero de manera ilegal, la cual fue descubierta por el hallazgo de sobres con dinero en la Jefatura Departamental de la capital provincial.

El pedido fue formulado por la fiscal Virginia Huergo en el marco de la primera jornada de los alegatos del juicio oral que se le sigue en La Plata a los ex policías.

Allí solicitó que se condene a la pena de nueve años de prisión por los delitos de “asociación ilícita en concurso real con concusión” al ex titular de la Jefatura Departamental, comisario mayor Darío Camerini; y su segundo, Rodolfo Daniel Carballo.

La misma pena pidió para el ex secretario de la repartición, Walter Skaramowsky y para el ex jefe de calle, oficial Ariel René Huck.

En tanto, solicitó la pena de ocho años y seis meses de prisión por considerarlos autores del delito de “asociación Ilícita” al ex jefe de la comisaría segunda, Sebastián Velázquez; al de Los Hornos, Sebastián Cuenca; el de Villa Elisa, Raúl Frare, y el de Tolosa, Julio Sebastián Sáenz.

También pidió esa pena para el ex comisario de la Cuarta, Juan Retamozzo, quien llegó libre al juicio y que la fiscal lo consideró parte de la asociación ilícita pese a su negativa a someterse a una pericia caligráfica.

Por otra parte, la fiscalía desistió de la acusación a María de los Angeles Ramirez, secretaria del titular de la departamental, quien estaba libre pero acusada de encubrimiento agravado. La fiscal consideró que en el desarrollo de las audiencias “los cargos de prueba resultaron insuficientes para mantener la acusación”.

En su alegato, Huergo sostuvo que quedó probado que en el período comprendido “al menos” entre los meses de diciembre de 2015 a marzo de 2016, “un grupo conformado al menos por nueve personas, quienes revistían la calidad de funcionarios policiales, conformaron e integraron en forma organizada una asociación ilícita con el propósito de cometer delitos en perjuicio de distintas personas del ámbito de dicha Jefatura“.

Precisó que en el juicio, “se puso de manifiesto el mecanismo de funcionamiento en la que el dinero recaudado en forma ilegítima y en virtud de la comisión de diversos ilícitos era entregado finalmente a los integrantes de la Jefatura Departamental”.

Allí consignó que ese dinero se entregaba “en distintos montos, teniendo en cuenta para su distribución la jerarquía que cada uno de ellos ocupaban al menos durante el lapso referido”.

Al referirse a los sobres con dinero hallados en la Departamental de La Plata, puntualizó que “evidenciaban quién era el remitente y quién era el destinatario”.

“Las fotografías describen como algunos de ellos presentaban inscripciones en las que se consignaban como Jefe o Jefe de la Departamental mientras otros hacían referencia a segundo o segundo Jefe”, consignó.

Precisó que los ex policías “abusando de su cargo y amparándose en su condición de pertenecer a las fuerzas de seguridad, solicitaban y exigían en forma indebida la entrega de distintas sumas de dinero a diferentes personas para brindarles seguridad o permitir funcionar sin habilitación, o vender estupefacientes, entre otras actividades ilícitas”.

“Estamos frente a una organización con permanencia y estructura jerarquizada, con férreas normas de funcionamiento interno, donde el poder decisorio recae en la cúpula, quien además posee una multitud de medios y sujetos dispuesto para llevar a cabo sus fines”, graficó.

Una fuente judicial explicó a Télam que el jueves y el viernes será el turno de los alegatos de las defensas de los ex policías y probablemente la semana próxima el Tribunal Oral Criminal 3 de La Plata de a conocer el veredicto.






Comentarios