Durante la madrugada del miércoles, los trabajadores levantaron la toma asegurando que no hubo destrozos. Desde el Ministerio aseguran que si. 


Luego de que el Ministerio de Economía bonaerense fuese evacuado por parte de los trabajadores del Astillero Río Santiago, las autoridades de la provincia denuncian destrozos en una toma calificada como “violenta” por parte del Ministro bonaerense. 

Más de 12 horas estuvieron los trabajadores dentro de la entidad estatal a la espera de una respuesta por parte del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y en horas de la madrugada, tras firmar un acuerdo con las autoridades decidieron terminar con la medida de fuerza.

Desde el astillero le solicitan al Gobierno que entregue los insumos necesarios para poder trabajar en la fábrica, aunque el ministro Hernán Lacunza señaló que “la discusión de fondo es que nosotros ponemos en cuestión algunos privilegios, algunas prebendas que tuvo el gremio en complicidad de gobiernos anteriores, algunas cosas que consideramos ilegales que ya denunciamos”.

Al mismo tiempo el funcionario bonaerense señaló que el episodio que se vivió en el Ministerio “fue violento porque treparon las rejas, abrieron las puertas, invadieron todas las oficinas, a los empleados los intimidaron, hubo algunos daños menores, intervinieron las computadoras“.

En las imágenes que publica Clarín se pueden ver paredes escritas en defensa de la lucha del Astillero, baldosas rotas, la baranda de la rampa para discapacitados destruida y demás daños que representarán un gasto para el Gobierno.   

En contraposición a esta denuncia, los trabajadores del Astillero publicaron en su cuanta de Twitter un vídeo en el que muestran como quedó un sector de Ministerio cuando ellos levantaron la toma. Al final de las imágenes, se ve como un grupo de personas limpian la planta baja. 

Además detallaron, contradiciendo a lo que señaló Lacunza, que “una vez que nos abrieron la puerta del Ministerio entramos pacíficamente y fuimos recibidos y apoyados por compañeros trabajadores del ministerio“. Y al mismo tiempo se disculparon “por la basura que pudo haber quedado”, remarcando que “destrozos no hubo”.




Comentarios