El flamante entrandor de Gimnasia y Esgrima La Plata recibió a los dirigentes de Racing que lo sorprendieron antes del encuentro.


El partido debut de Diego Maradona en el banco de Gimnasia contra Racing acaparó la atención de todos. Y el flamante entrenador del “Lobo” recibió con afecto a Víctor Blanco y Diego Milito, su dirigido en el Mundial de Sudáfrica 2010, quienes le entregaron un presente antes del encuentro.

El presidente y el ídolo de la Academia fueron a buscar al “10” al vestuario antes del inicio del partido para sorprenderlo y dispersar las tensiones previas al partido. Ambos le entregaron una plaqueta conmemorativa por su retorno al fútbol argentino y se fundieron en un gran abrazo.

La relación entre Maradona y Milito tuvo su tinte especial en el 2010 cuando el “Príncipe” fue convocado a la Selección Argentina, donde disputó siete partidos bajo su ala, entre los que se destacan las victorias ante Nigeria (1-0), en Johannesburgo, y Grecia (2-0), en Polokwane, por la cita mundialista.




Comentarios