Gracias a la iniciativa de la librería Rayuela, cada persona que desee leer un libro puede tomarlo de la biblioteca libre.


Ubicada en Plaza Italia entre 44 y diagonal 77, la reconocida librería inauguro una biblioteca solidaria, colocando una estantería en la vereda del local, de la cual los peatones pueden retirar libros y también aportar ejemplares que se encuentre en buenas condiciones.

La aceptación de la iniciativa fue inmediata: decenas de platenses pasan y ojean los libros que fueron dejados por vecinos, para que sean leídos por otros.

En épocas de crisis la solidaridad esta en todos lados y ahora la encontramos también incentivando la lectura.





Comentarios