La pequeña sufrió una obstrucción, al parecer por una mala colocación de la intravenosa.


La familia de una beba de apenas cinco días de vida denunció que la menor fue víctima de mala praxis en el Hospital Larrain de Berisso. Al parecer una mala colocación de la intravenosa podría provocarle la pérdida de los dedos de su mano izquierda. 

Hospital de Niños La Plata.

Según indicaron sus familiares, la pequeña nació en perfecto estado de salud este viernes. Luego, fue derivada al hospital de Niños el sábado por la mañana debido a una obstrucción. Fabiana Iraola, abuela de la beba indicó que la menor no paraba de llorar y tenía un brazo inflamado. “Cuando la trasladaban tenía el brazo frío, blanco, como muerto”, informó la mujer en diálogo con el medio 0221.

Los médicos evaluaron la posibilidad de amputarle el brazo a causa de la obstrucción que sufrió, la misma le comprometió los tejidos, arterias y venas. Sin embargo, este miércoles indicaron que, en caso de que no caigan solos, deberían extraerle sólo dos dedo de su mano izquierda.

“Difundimos esto no para que cambie algo, porque el mal ya está hecho, sino para que se sepa que hubo mala praxis. Y la culpa no la tiene solamente el director, sino la persona que colocó mal el suero, y el resto de los médicos que no se dieron cuenta de esto“, expresó la abuela de la criatura.

Por otra parte, las autoridades del centro de salud de Berisso se contactaron con la familia y se pusieron a disposición, pero insistieron a que el incidente se debió a una “falta de responsabilidad y profesionalismo” por parte del personal del nosocomio, indicó el mismo medio.

La beba continúa internada en Neonatología, mientras que sus familiares presentaron una denuncia penal ante la Justicia que permita esclarecer los hechos. Desde el Ministerio de Salud indicaron que desde el cuerpo médico “están haciendo todo lo posible para que no tenga ninguna otra instancia” quirúrgica. 




Comentarios