El mensaje que el Presidente pronunció en la Escuela Primaria Nº 356 "José Hernández", durante su visita a Jujuy


Cuando la comunidad educativa de la escuela primaria N° 356 “José Hernández” de la localidad de Santa Clara esperaba el desarrollo de una jornada con autoridades del Ministerio de Educación provincia, poco después de media mañana alumnos y docentes se vieron sorprendidos por el arribo de una importante comitiva oficial que encabezaban nada menos que el presidente Mauricio Macri y el gobernador Gerardo Morales.

Desde ese lugar -sito a 83 kilómetros de San Salvador de Jujuy- el primer mandatario nacional destacó los avances registrados en materia de educación en el país y en especial expresó su reconocimiento a directivos, docentes, alumnos y padres de las “escuelas faro”, como el estabalecimiento que visitaba, por el notorio mejoramiento de su desempeño en la evaluación Aprender 2018.

A continuación, el texto completo del mensaje que improvisó el Presidente en aquella localidad del departamento San Pedro:

¡Buen día, buen día! Cómo no voy a estar feliz de estar acá, teniendo la posibilidad de estar con ustedes en esta provincia que amo tan profundamente, porque amo esta forma de ser tan especial que tienen los jujeños, esta forma de encarar la vida. Y, además, feliz de estar en una escuela, que, ustedes saben, maravillosos chicos, que es un lugar donde se construye futuro, porque todos soñamos que ustedes sean los protagonistas de la Argentina que viene.

Estamos acá, con Gerardo, todo su equipo, los padres, los docentes, tratando de que realmente tengan esas herramientas que hacen falta para el futuro. Y, también estoy muy contento porque tengo una muy buena noticia para compartir con ustedes y con todos los argentinos. Ustedes saben, los que están en 6° año, que acabamos de hacer la prueba que se llama Evaluación Aprender. Todos los chicos de 6° han hecho esta evaluación. Se ha hecho en las escuelas desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, pero esta evaluación no es una evaluación más.

Esto tiene que ver con un mandato profundo, un mandato que nos dio el pueblo argentino a nosotros como gobierno, que es el de gobernar con la verdad sobre la mesa, porque antes lo que se hacía era no evaluar, tratar de esconder debajo de la alfombra qué estábamos enseñado, cómo lo estábamos enseñando, si funcionaba o no funcionaba.

El presidente Macri, el gobernador Morales y el personal directivos del establecimiento, en el acto realizado en la Escuela Primaria Nº 356 “José Hernández”

No escondíamos sólo resultados, lamentablemente estábamos escondiendo que nuestros chicos no estaban aprendiendo. Y fue tan grave que decidieron retirarse de las pruebas PISA en el 2015, que es una evaluación internacional, que nuestras docentes conocen, donde el mundo evalúa comparativamente si estamos enseñándoles a los chicos, como decía al principio, todo lo que necesitan para acceder a un trabajo del futuro.

Nosotros llegamos y en el 2016 hicimos la primera evaluación Aprender, sabiendo que la verdad iba a seguramente ser incómoda, que nos iba a generar algo, un desafío, y la verdad es que los resultados fueron todavía peores de lo que imaginamos. Los resultados nos dieron que siete de cada diez chicos que terminaban el secundario, que ya solamente terminaban la mitad, solamente siete de cada diez tenían los conocimientos básicos de matemáticas, y sólo cinco de cada diez comprendían textos.

Dijimos: esto está mal, esto hay que revertirlo, nos tenemos que poner a trabajar. Y elegimos empezar a trabajar con el tema de lengua. ¿Por qué elegimos lengua? Porque si ustedes no pueden comprender textos tampoco, profesora, directora, van a poder aprender geografía ni historia, ni leer un enunciado de un problema de matemática para resolverlo, y el día de mañana no van a poder ir a la universidad, ni siquiera ir a una evaluación para acceder a un trabajo.

Entonces decidimos empezar por acá. ¿Y qué significó empezar por acá? Significó sentarse con nuestros directivos de todas las escuelas y los docentes, y empezar a acordar un plan de trabajo que buscó centrarse en la capacitación, que me decía recién Gerardo que en unas jornadas de trabajo, acá, con toda la comunidad, fue el primer pedido de toda la comunidad, docentes, directores, padres.

Esto es capacitarnos permanentemente para estar a la altura de los desafíos. Y a ese trabajo que lleva ya un par de años, teníamos que evaluarlo para ver si veníamos bien. Entonces volvimos a hacer, a fin del año pasado, la evaluación Aprender 2018, y hoy quiero compartir con ustedes esta enorme alegría que tengo.

Escuchen bien: más de 570 mil alumnos de todo el país, casi 20 mil escuelas, hicieron esta evaluación. Más de 570 mil, como todos ustedes, y dio que ocho de cada diez alumnos de este país, en todas las provincias, dieron nivel superior de lengua. Ocho de cada diez. Esto es maravilloso.

Además hay otra cosa importante: en la última evaluación Aprender del 2016 teníamos que el 14,5 por ciento de los chicos no tenían lo mínimo de Lengua, no alcanzaban los contenidos mínimos de Lengua. Ese numerito bajó a 7,1 por ciento, lo cual significa que también redujimos la brecha entre los que más aprenden y los que menos aprenden.

Estas son dos noticias increíbles, fundacionales, centrales. En Matemática recién empezamos. En nueve provincias hemos tenido mejoras, pero esperamos que a partir del programa que lanzamos hace muy poco, que se llama Aprender Matemática, que basándonos en métodos, sistemas de enseñanza más modernos que empezaron en Singapur, siguieron por Francia, México, los hemos traído y estamos compartiéndolos con los queridos docentes. Esperamos que los resultados vayan en la misma línea que Lengua, y que todos ustedes dejen de tenerle miedo a la matemática, porque la matemática es algo muy lindo también.

Pero todo esto que estamos haciendo, y que estoy compartiendo hoy con ustedes, tiene que ver con lo que les dije el 1 de marzo en el discurso inaugural del año legislativo, que estaba Gerardo ahí, acompañándome. Yo les dije que estamos construyendo las estructuras, los cimientos profundos sobre los cuales crece un país. Esos cimientos que había que hacer y no se hacía, porque muchas veces tienen que ver -como también recién hablábamos con Gerardo- con obras que no se ve, con cosas que no brillan pero que si no están impiden que el país crezca. Pero estando, nos generan la base del desarrollo.

El presidente Macri improvisó su mensaje ante la comunidad educativa de la escuela en Santa Clara.

Entre esas muchas transformaciones que venimos haciendo, para mí hay una que sobresale, y es esta: la educación, porque ¿qué hay más estructural que la educación de nuestros chicos? ¿Qué hay más estructural que eso? Nada puede ser más importante que eso. Lo hemos hablado y lo hemos dicho. ¿Cuántas veces hemos escuchado, Gerardo, la importancia de la educación en los discursos? Entonces, lo importante es hacer algo distinto, no seguir haciendo lo mismo si los resultados no son buenos.

Nos juntamos en el Consejo Federal de Educación, Gobierno nacional, Provincias, y nos pusimos a trabajar con nuestros directores, con nuestros docentes, con la comunidad de padres, y obtuvimos estos resultados. Nosotros, los argentinos, trabajando en equipo, hemos obtenido estos resultados en dos años de trabajo. ¿Esto qué demuestra? Que sí se puede, que si trabajamos juntos y ponemos nuestra energía en el hacer, en el construir, las cosas van a mejorar todos los días. Y vamos a poder hacer obras como esta, porque es una obra, pero es una obra distinta porque no tiene cemento. No la podemos tocar, pero es real porque la estamos midiendo.

No nos engañamos. Volvimos a evaluar y comprobar si íbamos por el camino correcto. Esto es tan importante como hoy que empezamos de nuevo a tener energía, energía de los argentinos. Empezamos a exportar gas, estamos desarrollando energías renovables, por ejemplo, en Jujuy con la solar, que Jujuy va a ser una potencia mundial en energía solar.

Y, ¿por qué la comparo con la educación? Porque la educación es como la energía del alma, es lo que mueve el país, porque si hay educación todo es posible. Absolutamente todo es posible.

Por eso quiero terminar agradeciéndole a la directora, a las docentes, y quiero resaltar una cosa más que me estaba olvidando, que es que en el momento en que arrancamos, vimos que había escuelas que estaban mucho peor que la media. Dijimos: esto no puede ser, y elegimos las tres mil escuelas que estaban más frágiles en ese momento y las llamamos “escuelas faro”. Sobre ellas pusimos más amor, más trabajo, más equipo, y hoy también quiero decirles que las “escuelas faro” mejoraron mucho más que el promedio de las escuelas de todo el país. Mucho más. Así que quiero otro aplauso para ustedes mismos por ser una “escuela faro”.

Quiero decirles gracias, queridas docentes, gracias por comprometerse, gracias por creer que trabajando juntos podemos construir un mejor futuro para todos los chicos.

Un beso enorme para todos los jujeños, para todos los docentes, directores del país, y a comprometernos a seguir trabajando juntos por el futuro de estos chicos. Muchas gracias.






Comentarios