La empresa adjudicataria de la obra comenzará a trabajar después que termine el carnaval


El Gobierno de la Provincia anunció que una vez terminados los festejos del carnaval se comenzará a construir un nuevo acceso a  Tilcara, en busca de mejorar la circulación vehicular y peatonal de una de las ciudades ícono del turismo de la región de la Quebrada de Humahuaca. La inversión será de 12 millones de pesos, informó el Ministerio de Infraestructura.

La obra tendrá un plazo de ejecución de 90 días y se iniciará, según el contrato firmado por la empresa adjudicataria con la Dirección Provincial de Vialidad (DPV). En un principio se había previso para la obra un presupuesto oficial del orden de los seis millones y medio de pesos, valor que quedó desactualizado dadas las condiciones económicas imperantes.

Respecto de las obras viales en Tilcara, se informó que en una primera etapa se construirá carriles vehiculares óptimos, veredas, cordones cuneta y se renovará la rotonda de ingreso que conecta la Ruta Nacional 9 con el puente de acceso al pueblo.

En dicha instancia, también se incluye badenes para la reducción de velocidad y los respectivos desagües.

En tanto, en una segunda etapa se ejecutará obras de servicio de iluminación, semaforización y señalización horizontal y vertical.

En junio del año pasado se conoció la única propuesta presentada en el llamado a licitación de la obra en Tilcara.

“El objetivo principal es brindar seguridad. El acceso a Tilcara es un punto de alta circulación, clave para la vinculación de los tilcareños entre sí y con otros pueblos y también para el flujo turístico que recibe la ciudad y el de circulación en ese tramo de la Ruta Nacional 9″, dijo el ministro de Infraestructura, Jorge Rizzotti.

La apertura de propuestas para el llamado a licitación de la obra que comenzará el mes próximo, se llevó a cabo el 28 de junio del año pasado. El único oferente fue la empresa local Demisa Construcciones S.A.

El presidente del Directorio del Vialidad de la Provincia, Leopoldo Hugo Montaño, destacó que el proyecto mejora los servicios tanto para la circulación vehicular como peatonal de manera que se garantice la seguridad con carriles de desaceleración y así lograr un ingreso ordenado, con velocidades controladas especialmente en la intersección con la Ruta Nacional N° 9.

Paralelamente con esta obra, dijo, se prevé la relocalización de las interferencias que concurren hacia esa intersección que son las redes de agua, gas natural y energía eléctrica, de manera tal de dejar ya previstos todos los ductos dentro de esa nueva obra para la consecuente ejecución de la segunda etapa, que incluye el mejoramiento del sistema lumínico en todo el acceso.

Puntualizó Montaño que se puso especial énfasis en la preservación de las condiciones de sitio que actualmente ocupa el monolito característico en el acceso de ingreso, de manera tal de jerarquizar y preservar las condiciones del entorno.

Explicó luego el titular de la DPV que la obra incluye una ampliación de más de 70 metros sobre Ruta Nacional N° 9 para constituir los carriles de desaceleración de ambos lados, para que el flujo de tránsito que concurre a esa intersección reúna las condiciones de seguridad adecuada según las normas vigentes en materia de seguridad vial.






Comentarios