El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, insistió en que "la Justicia tiene que tomar más cartas en el asunto" ante los incendios forestales en el país, al arribar este viernes a Jujuy para observar in situ los focos activos en la región de las Yungas, donde hay más de 37 mil hectáreas arrasadas por el fuego.

En un primer contacto con los periodistas locales, marcó la "prioridad" de realizar un trabajo mancomunado para "cuidar patrimonios naturales importantísimos" como las Yungas jujeñas, ante lo que es también "las consecuencias del cambio climático, que están repercutiendo en la degradación ambiental de los bienes naturales".

Acompañado por su par provincial, María Inés Zigarán, el Ministro reconoció que el origen de algunos incendios se da a causa de ciertos "grados de imprudencia", pero advirtió que no debe haber "ingenuidad" respecto a pensar que todos tienen esa misma causa.

"Hay intereses que son contrarios a las mayorías, porque degradar lo ambiental es un oprobio, y ahí la Justicia tiene que tomar más cartas en el asunto", apuntó.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié, sobrevoló junto a la ministra de Ambiente de Jujuy, María Inés Zigarán, en conferencia de prensa.

Sostuvo asimismo el jefe de la cartera ambiental que cuidar el patrimonio "tiene que ser una prioridad de la ciudadanía, de los Estados, pero también de la Justicia", por lo que resaltó la importancia de dotarla de "mayores instrumentos".

Cabandié reconoció que "no en todos los lugares de la Argentina se aborda el combate del fuego como debería ser, y eso obedece -quizá- a usos y costumbres, pero también a distintos intereses que hay alrededor de las quemas".

En otro tramo, el Ministro mencionó el trabajo que se realiza para mejorar la normativa vigente y ponderó el proyecto de ley para evitar el cambio de uso de suelo cuando hay quemas, que ya está en el Congreso.

"Estamos muy entusiasmados con ese proyecto porque creemos que así como sucedió en España, que tiene una ley muy similar, va a bajar la curva de crecimiento de desmontes o quema de hectáreas de cuencas forestales", explicó.

También se refirió a enfocar el trabajo en "las consecuencias del daño ambiental, para intentar resolver alguna reparación", y el tratar de "garantizar una ciudadanía con conciencia y comprometida", todo ello a través de una ley de educación ambiental.

A su turno la ministra Zigarán indicó que "en los últimos días hubo una mejora en la situación de control de varios focos activos" en la provincia.

Los ministros Cabandié y Zigarán durante la visita al el Centro Ambiental Jujuy (CAJ), a cargo de GIRSU S.E., que se encuentra en operación desde diciembre del año pasado.

"Hasta ayer (jueves) habían quedado activos, y es una situación bastante compleja, solamente dos focos. Después se logró controlar los otros y se extinguió uno que amenazaba a la reserva natural Las Lancitas", dijo.

La Ministra precisó que son "cerca de 37.400 hectáreas las afectadas, 25 mil de bosques nativos", por lo que es "la temporada más compleja de la última década" después de que "en 2013 se perdieron 34 mil hectáreas".

Luego de la conferencia de prensa, Cabandié y Zigarán partieron a Palpalá a realizar una recorrida por el Centro Ambiental Jujuy, el primer centro de tratamiento de residuos sólidos urbanos en la provincia en operación desde 2019, donde conversó con recuperadores urbanos.

También se programó el sobrevuelo en el helicóptero provincial por el Parque Nacional Calilegua y toda la zona afectada por los incendios forestales.

El funcionario participó, además, de una reunión en la Base Operativa del Comando de Incidentes, ubicada en el Centro Cultural y Artesanal de la Municipalidad de Libertador General San Martín, que estará integrada por equipos de la Administración de Parques Nacionales, del Servicio Nacional de Manejo del Fuego y brigadistas provinciales.

Tras pernoctar en San Salvador de Jujuy, Cabandié continuará desde este sábado su agenda con actividades en Salta, Catamarca y La Rioja.