El vicegobernador Haquim asistió a las exequias, en la localidad de Tumbaya.


Después que se confirmara en la mañana de este sábado la infausta noticia del fallecimiento del comisionado municipal de Tumbaya, Hugo Mamaní, se dispuso el traslado de sus restos desde esta capital hacia esa localidad quebradeña para darle sepultura en la tierra que lo vio desarrollar desde muy joven su vocación política.

Marcado pesar en las exequias en memoria del comisionado Hugo Mamaní, fallecido este sábado a los 55 años.

Así fue como en horas de la tarde numerosos vecinos y autoridades del pueblo se congregaron en proximidades de la sede comunal para recibir al cortejo fúnebre, al que se habían sumado vehículos procedentes de la capital provincial.

Así, en la despedida al jefe comunal estuvieron amigos, referentes del partido Primero Jujuy, funcionarios municipales y el vicegobernador Carlos Haquim, quien fue uno de los oradores que destacaron las condiciones personales y el perfil político del comisionado Mamaní.

El vicegobernador Carlos Haquim, al hacer uso de la palabra esta tarde en Tumbaya.

En ese sentido, el diputado provincial Gaspar Santillán, en su carácter de dirigente y presidente del bloque Primero Jujuy en la Legislatura, destacó que fue “sin dudas un gran dirigente”, al que siempre vio “siempre defendiendo las banderas del peronismo, de Primero Jujuy”, al tiempo que expresó que desde su espacio político “acompañamos a su familia y amigos en este triste momento”.

“Despedimos a un entrañable amigo, compañero y dirigente tumbayeño”, expresó por su parte la Agrupación “William Haquim” en sus redes sociales. “Querido Hugo Mamaní, que la Mamita del Cerro te acompañe en este tu último peregrinar hasta la casa de nuestro Señor. Siempre estarás en nuestro recuerdo”, se lee en el posteo.

El cortejo fúnebre se detuvo en el frente de la Comisión Municipal de Tumbaya, cuya titularidad ocupaba Mamaní.

De la misma manera el presidente partidario y vicegobernador de la Provincia, Carlos Haquim, lamentó “profundamente la partida” de Mamaní, a quien calificó como su “amigo”, para finalmente sostener que “su muerte será una pérdida irreparable para su familia, amigos, el pueblo de Tumbaya y para todos aquellos que lo conocimos”.

Mamaní falleció este sábado a los 55 años de edad, tras haber estado internado desde el 3 de septiembre último en un sanatorio privado en San Salvador de Jujuy, cursando un severo cuadro de coronavirus.

Observando el distanciamiento social, vecinos, amigos, familiares y autoridades presentes en la despedida al comisionado Mamaní.




Comentarios