Un anexo al protocolo gastronómico permite presentar solistas, dúos o tríos.


Cumplidos dos meses de cuarentena y a sólo 48 horas de haber sido aprobado un anexo a la resolución Nº 44 del Comité Operativo de Emergencias (COE) que establece el protocolo para el rubro gastronómico, la música en vivo regresó a Jujuy en la noche del sábado.

Dicho anexo fue impulsado por iniciativa de un grupo de músicos locales encabezados por Juan Cruz Torres, José Simón y Daniel Cisneros, con el apoyo de propietarios de establecimientos donde habitualmente se presentaba este tipo de actividad hasta antes de la pandemia.

El púbico de Jujuy pudo volver a disfrutar del encuentro entre amigos y música en vivo.

En diálogo con Vía Jujuy, Cisneros señaló que dadas las circunstancias -más de 40 días sin circulación comunitaria del virus y la reactivación del sector gastronómico- cabía la posibilidad del regreso de la música en vivo “y poder retomar el trabajo para los artistas, un sector muy golpeado y que nadie tuvo en cuenta”.

La iniciativa tuvo buena recepción en el COE Jujuy dado que, en línea con las normativas ya establecidas en general para los locales, se agregó normas específicas referidas a la actividad musical en vivo.

Con la firma de su coordinador Omar Gutiérrez, el anexo aprobado por el COE que permitió el regreso de espectáculos de música en vivo en bares de Jujuy.

Por ejemplo, se estipula el distanciamiento de los músicos en el escenario y por esa razón el número máximo de artistas permitidos en escena es de tres; la desinfección de los instrumentos y equipos; cambio de vestuario de la ropa de calle por la que se usará en la actuación, entre otras medidas de bioseguridad.

“Esto es un buen inicio”, estimó Cisneros, a la vez de hacer notar que  “se encuentra circunscripto a los lugares que ya venían cumpliendo actividad con artistas en vivo, no es para todos los gastronómicos, sino para los locales que venían apostando a la música. No es bailable, es tipo café concert”, aclaró el responsable del local ubicado en Uriondo 585 del barrio Gorriti.

Las mesas muy separadas, para garantizar el distanciamiento social y la ocupación de sólo el 50% de la superficie del local.

”Nosotros trabajamos con reservas según número de DNI, como establece el protocolo y para hoy (sábado) está cubierto el cupo de sesenta personas que nos han autorizado”, decía a Vía Jujuy esa misma noche Néstor Rojas, otro de los encargados del bar, que además ha anexado un servicio de delivery de comidas y pedidos para llevar.

Los protagonistas en el escenario fueron algunos de los músicos de la banda “Bravos Muchachitos”, grupo que habitualmente interpreta el repertorio de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota a modo de tributo, aunque esta vez lo hicieron en formato acústico.

Su cantante, Saúl Salas, después del show relató la experiencia: “Teniendo en cuenta lo que está sucediendo, se llevó a cabo con éxito” esta primera experiencia en la cuarentena administrada, y tras manifestarse “muy contento por lo logrado”, también resaltó el cumplimento de las normas de bioseguridad describiendo que “hoy pudimos salir a tocar teniendo en cuenta la distancia, la higiene, todo lo permitido según las condiciones que puso el Gobierno”.

“Bravos Muchachitos” ofreció su música en vivo, en formato acústico, en un bar de San Salvador de Jujuy.

Más allá de los recaudos de seguridad, tanto músicos como propietarios y el público coincidieron en señalar una generalizada satisfacción por poder volver a compartir estas actividades con amigos y allegados.

“Acá en Jujuy venimos cumpliendo mucho con la cuarentena y los protocolos, y hoy estamos felices de poder ver a una banda, salir con amigos, tomar una cerveza, compartir y poder respirar. Eso ya es mucho, después de estar tanto tiempo encerrados”, dijo Mary Montero, de 26 años y habitué del lugar.

El Anexo IV del protocolo aprobado para el sector gastronómico permite la “actividad musical en vivo de solista, dúo o trío, siempre que el espacio físico lo permita, siendo que los músicos en escena puedan respetar la distancia recomendada de 1,5 metros entre ellos mismos” y aclara que se presentará “música en vivo sólo para público sentado, en ningún caso bailable”.




Comentarios