El gobernador Morales señaló este registro como "un hito" y destacó el bajo índice de mortalidad materna


La provincia de Jujuy disminuyó la tasa de Mortalidad Infantil (MI) a 9,1 por mil, y la de Mortalidad Materna (MM) a 0,8 cada diez mil en el 2018, afirmó el gobernador Gerardo Morales al presentar las estadísticas oficiales locales.

Acompañado por el ministro de Salud, Gustavo Bouhid, y el director de Maternidad e Infancia, Antonio Buljubasich, el mandatario consideró que es “un hito en nuestro sistema sanitario haber disminuido la mortalidad infantil a menos de dos dígitos y la mortalidad materna, que se ubica por debajo de la media nacional”.

Según los datos proporcionados por la Secretaría de Salud de la Nación, la tasa de MI en Jujuy en 2018 fue de 9,1 por cada mil nacidos vivos, el cual se ubica apenas por encima de la tasa de MI Nación, de 8,8.

El año pasado se registró en Jujuy 108 defunciones de menores de un año sobre un total de 11.807 nacidos vivos.

“Hay un importante cambio estructural y cultural en nuestra provincia de la mano del Plan Estratégico de Salud, ya que pasamos de tener una tasa de MI de 11,6 en el 2016 a reducir a 9,1 el año pasado”, resaltó Morales al presentar las estadísticas oficiales en Casa de Gobierno.

Los datos oficiales de Nación ubican a Jujuy como una de las provincias más exitosas en bajar indicadores sanitarios, dijo el Gobernador.

En el 2018 Jujuy disminuyó también la razón de la MM (que mide número anual de muertes femeninas por cada 10 mil nacidos vivos) a 0,8, frente al 3,4 de Nación.

En ese año se registró en Jujuy una sola defunción materna mientras que en el 2017, cuatro; en el 2016, cuatro; y en el 2015, diez.

Otro indicador que disminuyó fue la tasa de embarazo adolescente: de 19 puntos en 2015 a 15,6 en 2018.

“Son datos duros que tienen que ver con parte de la implementación de políticas activas y efectivas en todo el territorio provincial”, sostuvo Morales, que destacó la inversión de más de 600 millones de pesos en salud pública con lo cual “vamos rumbo a conseguir los máximos estándares de calidad internacional”.

La baja en la tasa de fertilidad se debe a “un mayor acompañamiento del sistema sanitario que le brinda la posibilidad a las mujeres de que planifiquen sus embarazos”, aseguró el ministro Bouhid.

En ese sentido indicó que en el 2018 hubo 11.807 partos, casi dos mil menos que en el 2015 (13.644 nacimientos), con lo cual “al haber menos embarazos no planificados, hay menos nacimientos de niños prematuros”.




Comentarios