El equipo que dirige el DT Gustavo Alfaro jugará el miércoles ante Liga de Quito, por la Copa Libertadores de América


Después haber sufrido la eliminación de la Copa Argentina por penales a manos de Almagro y haber recompuesto el ánimo el domingo con un 2-0 frente a Aldosivi de Mar del Plata por la Superliga, el plantel de Boca Juniors entrena esta mañana desde las 9:30 en Casa Amarilla, para luego a las 14:30 embarcarse en un vuelo chárter que partirá desde el Aeroparque “Jorge Newbery” rumbo a Ecuador.

La nave en la que viajará el equipo de Carlos Tévez y Daniele De Rossi realizará una escala técnica en el aeropuerto “Horacio Guzmán” de Perico, para luego seguir viaje hacia la capital ecuatoriana.

En este sentido el técnico boquense Gustavo Alfaro dijo que el plantel viajará “un día antes a Quito. Es que lo que me preocupa de la altura -explicó- es la velocidad con la que viaja la pelota, y por eso tenemos que probar lo máximo posible con anterioridad al partido para evitar las sorpresas”.

El domingo  la noche, tras el partido con el “Tiburón”, el entrenador había advirtido que sus jugadores deben “tener la cabeza puesta en todas las competencias”, al analizar la eliminación sufrida la semana pasada en la Copa Argentina a manos de Almagro, la irregular tarea cumplida en la victoria sobre Aldosivi y el compromiso del próximo miércoles ante Liga de Quito, por la Libertadores, en la capital de Ecuador.

El mediocampista italiano Daniele De Rossi ingresa al campo de juego de La Bombonera por primera vez para disputar un partido oficial, en la Superliga. (Photo by ALEJANDRO PAGNI / AFP)

“Debemos tener la cabeza en todas las competencias. Ya pasó en otros planteles de Boca, que los jugadores rendían más en un campeonato que en otro. Hay que tratar de mejorar en eso y responder con la misma predisposición en todas las instancias”, sostuvo Alfaro.

“La cabeza a veces está puesta en otros objetivos y eso juega en contra. Por ejemplo la gente gritaba al final del partido con Aldosivi que había que ganar la Libertadores y nosotros jugamos el miércoles en Quito por la Copa, y entonces los jugadores, que son humanos, a veces se sienten afectados por eso”, afirmó.

Alfaro remarcó que en este partido en que se impusieron 2 a 0 ante los marplatenses tenían que “hacer olvidar el dolor de la eliminación con Almagro. En ese partido creamos un montón de situaciones y nos empataron con un pelotazo frontal”.

“Pero esta noche ganamos bien, aunque otra vez caímos en algunos baches como en los primeros cuartos de hora de ambos tiempos”, se lamentó.





Comentarios