El jueves será por el pago en tiempo y forma de sus haberes, y el viernes por un aumento y un bono extra


La Unión Tranviarios Automotor (UTA) seccional Jujuy ratificó la determinación de ir al paro mañana y el viernes en reclamo del pago de salarios y aumentos, a pesar de que el Ministerio de Trabajo de la Provincia dictó la conciliación obligatoria, medida que fue rechazada por el gremio.

El paro del jueves, que dejará sin servicio de transporte en colectivos a San Salvador de Jujuy y localidades aledañas, se realizará en reclamo ante la falta de pago de salarios “en tiempo y forma”, explicó el gremio, mientras que la medida de fuerza del viernes se concretará por la falta de acuerdo para un incremento de 20% en los salarios y un bono de 16.000 pesos como parte de la paritaria 2019.

El secretario general de la UTA de Jujuy, Sergio Lobo, dijo que “hasta ahora no tenemos ninguna novedad con respecto al pago de los salarios, que es un reclamo que venimos haciendo hace seis meses, razón por la cual la paciencia de los trabajadores llegó a un límite”.

Asimismo, sostuvo que la medida afectará el transporte de colectivos en la zona urbana e interurbana de la capital jujeña.

El Ministerio de Trabajo de Jujuy, por su parte, dictó la conciliación obligatoria para evitar el paro de transporte, pero la resolución fue rechazada por el sindicato al considerar “que nos lleva al mismo resultado de siempre, que los trabajadores esperen sin tener soluciones”.

Los empresarios del sector, por su parte, solicitaron una reunión con el gobernador Gerardo Morales, para atender los costos que se necesita para conservar el servicio, ya que no tienen subsidios con los que contaban en años anteriores desde el Gobierno nacional.

“La quita de las compensaciones en más de un cincuenta por ciento ha hecho que las empresas entren con problemas económicos que son difíciles de solucionar”, explicaron los representantes de las firmas que tienen a su cargo la concesión del transporte urbano e interurbano local.






Comentarios