Por Maria Gabriela Burgos *


El tratamiento del proyecto de Ley Anti-Barras, enviado por el Poder Ejecutivo el año pasado, fue aprobado en el recinto de la Cámara de Diputados de la Nación por 199 votos afirmativos de manera general y trabado en la discusión en particular teniendo que volver a comisión para continuar con su debate.

Es una ley compleja que necesita lograr el consenso necesario para poder llegar a tratarse nuevamente en el recinto, pero estamos dando todos los debates necesarios y escuchando los reclamos de todos, para que se pueda dar una discusión transversal y una respuesta a la sociedad, dejando de lado todo tipo de oportunismos políticos, que nunca escasean.

El carácter de la ley debe tener sentido preventivo y punitivista. Se necesita de ambos para poder contrarrestar este flagelo. Debe haber prevención, pero debe estar más que claro que habrá sanciones de cumplimiento efectivo para todos aquellos que delinquen utilizando como pantalla el fútbol.

En las medidas de prevención, se prevé un registro que se va a enriquecer con los datos e información que darán los clubes, para que se amplíen las personas que tienen restricciones administrativas y/o judiciales. Son los clubes quienes tienen datos e información concreta de las personas que concurren a los mismos, porque todos sabemos que los barras en su mayoría son socios.

La diputada nacional por Jujuy Gabriela Burgos preside la comisión de Legislación Penal de la Cámara Baja.

En el último tiempo se viene avanzando en la implementación de diferentes medidas a través de “Tribuna Segura”, tal como detalló en la reunión Guillermo Madero, Director de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos del Ministerio de Seguridad de la Nación, que explicó el trabajo que está haciendo a lo largo y a lo ancho del país.

Me parece correcto que el proyecto contenga medidas preventivas, y por eso se han agregado al texto original enviado por el Poder Ejecutivo articulados que han acercado varios bloques políticos y enriquecieron su texto; al mismo tiempo estoy convencida, y aún más después de escuchar la exposición de la Dra. Florencia Arietto, cuando explicó la relación directa entre barras y clubes con otros delitos vinculados al narcotráfico, a la venta de estupefacientes y a la trata de personas.

Es evidente que estamos hablando de bandas delictivas basadas en estructuras mafiosas y que cuentan con recursos, que no sólo se dedican a manejar los “trapitos” sino que cometen delitos mucho más complejos y organizados ante los que debemos ser contundentes a la hora de avanzar con la legislación.

Considero muy positivo el plenario realizado el pasado jueves, donde se pudo plasmar la realidad del fútbol argentino contada a través de sus protagonistas en primera persona. Estamos coordinando la segunda reunión en este sentido, donde asistirán especialistas y dirigentes del mundo del fútbol propuestos por los bloques políticos, donde esperamos enriquecer aún más el debate y empezar a definir acuerdos y consensos en la letra final de la propuesta de ley que busca combatir y erradicar a las barras bravas.

(*) Diputada nacional por UCR-Jujuy. Presidenta de la comisión de Legislación Penal.






Comentarios