El sujeto que acusado de matar a su beba de un disparo con un rifle de aire comprimido, en medio de una discusión su pareja y madre de la criatura, se negó a declarar ante el juez de Instrucción de Puerto Iguazú y permanecerá preso. Se trata Mario Antonio Da Silva (40), acusado por el crimen de su hija Anacarla.

La audiencia tuvo lugar este lunes por la mañana, momento en el que el acusado designó a su abogado defensor y fue notificado por el juez Martín Brites sobre su imputación formal por el delito de homicidio agravado por el vínculo, por lo que en caso de ser considerado culpable podría recibir una pena a prisión perpetua.

El Territorio publicó este martes que los pasos a seguir ahora son programar la audiencia testimonial de Natalia (19), madre de la víctima, quien ya declaró ante los investigadores de la Policía de Misiones y brindó detalles de lo ocurrido al momento del crimen, pero deberá ratificar sus palabras en sede judicial.

El hecho ocurrió en el barrio Cataratas, uno de los vecindarios más carenciados de la localidad, donde la mayoría de los vecinos no tiene siquiera conexión de agua. Asimismo, la vivienda fue definida como “muy precaria”.