Sucedió ayer por la tarde. Explicaron que no fue por una explosión de la caldera sino a que reventó una mirilla de la planta ubicada en Puerto Esperanza.


Dos operarios de la planta de Celulosa Arauco (antes Alto Paraná) estaban realizando tareas de mantenimiento cuando, de forma inesperada, una mirilla se reventó y les provocó quemaduras por vapor de agua. Los hombres, Jorge Doberstein y Luis Escobar, están fuera de peligro.

Doberstein fue el que resultó más afectado de los dos ya que presenta quemaduras en el 44 por ciento de su cuerpo y debió ser trasladado al sanatorio IOT de Posadas, mientras que Escobar tiene lesiones leves y está internado en el hospital Samic de Eldorado.

El secretario de Acción Social del Sindicato Papelero de Wanda, Gustavo Guzmán, precisó que no explotó una caldera sino que reventó una mirilla, por lo que los operarios fueron rociados con vapor condensado a alta temperatura mientras estaban colgados de un arnés.

Dos trabajadores de la planta Arauco sufrieron quemaduras por vapor.




Comentarios