Lo vieron en el Parque Provincial Puerto Península. Se trata de un Guacamayo Rojo, especie que estaba catalogada como extinta en el país.


Es una de las especies amenazadas a nivel mundial. En la Argentina estaba catalogado como extinto, pero está volviendo a volar en la Selva Misionera, al norte de la provincia de Misiones, después de varias décadas de ausencia.

En los últimos meses en el parque Península observaron a una pareja de guacamayos sobrevolar el área, pero es la primera vez que logramos fotografíar a un ejemplar que paseaba en libertad por el sitio. Siempre vuelve, le gusta el monte misionero”, explicó Fabián Franco, guardaparque y fotógrafo naturalista.

El Guacamayo rojo es un ave que tiene un rol ecológico de dispersores de semillas y frutos de árboles nativos, ayudando así a la creación, ampliación y recuperación del bosque nativo.

Además de su rol ecológico, supone una oportunidad de desarrollo económico para las reservas privada y parques provinciales, ya que en la Selva Misionera será uno de los pocos lugares del país donde observadores de aves del mundo entero pueden admirar esta singular e inteligente ave en libertad, además de los Esteros del Iberá.

Avistaron Guacamayo Rojo en el Parque Provincial Pto. Península

Si bien hay una pareja de Guacamayo rojo que fue avistada por los guardaparques del Parque Provincial Pto Peninsula, en Andresito, al límite de Puerto Iguazú, en conexión con la selva del Parque Nacional Iguazú (PN Iguazú), aún no había registros fotográficos. Sin duda, el regreso del Guacamayo rojo a los cielos argentinos es un orgullo que todos debemos apoyar.

Este sábado, el guardaparque y fotógrafo naturalista Fabián Franco logró la imagen de este bellísimo ejemplar que circula libre por las áreas protegidas de la selva misionera, en el norte argentino, donde la biodiversidad de la flora y fauna puede apreciarse en sus paisajes naturales.

Los guardaparques de Península observaron a este guacamayo en otras oportunidades, regresa cada tanto, parece que le gusta nuestro monte, siempre anda paseando por el área. Eso es una muestra del buen estado de la selva misionera, porque también tenemos presencia en este parque de yaguaretés, de árboles como el Palo Rosa, y otras especies de valor de conservación para la biodiversidad”, señalo Franco en contacto con ArgentinaForestal.com.






Comentarios