Un vecino escuchó ruidos advirtió a la policía e impidió el robo.


En la madrugada de este miércoles 13, el Comando Radioeléctrico llegó a las calles Urquiza y Alberdi, tras el llamado de un vecino que manifestó haber escuchado ruidos provenientes del patio de su vivienda, “como si martillaran una pared”.

El personal policial realizó una inspección de toda la zona y, a través de una vidriera, apreció restos de escombros en un local comercial de Movistar, situado en Urquiza 884.

Los uniformados subieron a los techos linderos y sorprendieron en un patio a un delincuente de 37 años que estaba escondido. Inmediatamente, se montó un operatio para impedir la fuga y posterior detención dispuesta por la Fiscalía.

El local comercial sufrió daños en aberturas, aunque el delincuente, no alcanzó a robar nada del mismo.






Comentarios