El procedimiento policial se produjo mientras dos periodistas realizaban una nota en el Frigorífico Equino de esta ciudad, donde guardarían 25 toneladas de carne podrida.


La Justicia de Gualeguay, comenzó actuar de oficio, ante la presunta comisión de un delito por parte de integrantes de la Policía de Entre Ríos, que el 29 de octubre último detuvieron a un grupo de personas en las instalaciones abandonadas del Frigorífico Equino de Entre Ríos (Feersa), entre ellos a dos periodistas que realizaban una nota con extrabajadores de la planta. Se trata de los periodistas Santiago García y Mariano Beresiartu, del sitio Gualeguay Hoy.

La actuación de la Policía se habría realizado tras un llamado al 911 que alertó de la presencia de personas en el predio abandonado del frigorífico, donde existen 25 toneladas de carne en estado de putrefacción luego de la paralización de las actividades en la planta. Se pudo saber que el llamado lo habría realizado el dirigente sindical Mario González, secretario general del Sindicato de los Trabajadores de la Carne y Afines de la Provincia de Entre Ríos (Sitracaper).

Por este accionar se lleva a cabo una investigación a cargo del fiscal Jorge Gutiérrez, de la Unidad Fiscal de Gualeguay. Quien hizo declaraciones, “En este caso se actuó de oficio”. El día 29, la Policía informa por escrito que había procedido al traslado de varias personas, entre ellas dos que ejercen el periodismo en Gualeguay. Lo hizo luego de haber recibido un llamado al 911. Esta persona que llamó habló de la presencia de personas en la planta del frigorífico, y que estaban ahí sin autorización. Entonces, un grupo de efectivos de la comisaría segunda se dirige al lugar, y constata efectivamente que había presencia de personas en el lugar. También estaba el señor que había llamado al 911, que es un hombre del Sindicato (de la Carne), relacionado con la actividad que desarrollaba este frigorífico. Allí, estas dos personas estaban realizando un trabajo periodístico. Fueron invitados por la Policía a concurrir a la Departamental”, relató el fiscal.

Se investiga los próximos pasos, que son muy importantes en procura de determinar si hubo un accionar ilegítimo o no por parte de los policías.

El procedimiento policial se produjo mientras los dos periodistas realizaban una nota en las instalaciones abandonadas del Frigorífico Equino de Entre Ríos SA (FEERSA), de Gualeguay, donde constataron la existencia de 25 toneladas de carne en estado de putrefacción guardadas en el lugar.






Comentarios