La Fiesta de la Dulzura celebra sus 30 años en Villa de Merlo

por Redacción de Vía Gourmet

San Luis celebra del 17 al 19 de agosto, con espectáculos, degustaciones, más de 70 productores gastronómicos y un homenaje a las pioneras de este festejo.

La Fiesta Nacional de la Dulzura, en Villa de Merlo, cumple este mes 30 años y se celebrará en el fin de semana largo del 17 al 19 de agosto, con espectáculos, degustaciones, más de 70 productores gastronómicos y un homenaje a las pioneras de este festejo, anunció la secretaría de Turismo y Cultura de esa comuna de San Luis.

La Fiesta coincidirá con el Día del Niño y su sede será el Club San Martín, en un espacio cubierto que albergará los stands gastronómicos, donde habrá cocina en vivo, y las otras actividades previstas, con entada libre y gratuita.

Desde Turismo informaron que esperan una importante cantidad de visitantes, quienes compartirán las actividades con vecinos y también disfrutar de otras propuestas turísticas, como la naturaleza y el aire puro de las sierras merlinas.

Más de 70 productores gastronómicos de Villa de Merlo y la región noreste de San Luís participarán de la Fiesta, en numerosas islas dentro del predio, donde ofrecerán productos de repostería artesanal, pastelería, dulces, chocolates, y también panificados, quesos, fiambres, cervezas artesanales y licores.

También habrá clases magistrales de cocina de la mano de prestigiosos cocineros, actividades culturales, juegos para los más chicos, espectáculos musicales y sorpresas para celebrar el Día del Niño.

La Secretaria de Turismo y Cultura de Villa de Merlo, Lucía Miranda, expresó “En esta oportunidad la temática central estará dedicada a las hierbas aromáticas, que son parte de nuestra identidad gastronómica y se podrán encontrar diversos productos elaborados con plantas de esta zona que crecen en las sierras y en el valle”.

El origen de la Fiesta de la Dulzura se remonta a 1989, cuando un grupo de vecinas ideó una festividad que reflejara la tradición popular local vinculada con la elaboración de diversos productos dulces y que, a su vez, ampliara la oferta turística de la zona.

La edición de 2002 alcanzó el rango de Fiesta Nacional, lo que la instaló en el calendario federal y, con el correr de los años, se consolidó, actualizó y sumó atractivos en cada ocasión.