En una etapa del año donde habitualmente crecen los ríos de la provincia de Formosa, la situación preocupa a funcionarios nacionales, provinciales y comunales por el comportamiento errático de la masa hídrica.


Los caminos vecinales en cercanías del Puerto Pilcomayo se encuentran anegados y hay escuelas con los accesos en riesgo de cortarse. El Río Paraguay también tiene una crecida constante mientras que el municipio se prepara para cualquier circunstancia.

La delegación de Prefectura Naval Argentina  informó que la altura del río en Puerto Pilcomayo superó los cinco metros con treinta y cinco centímetros por lo que se ingresó en la etapa de alerta.

La conducta  tuvo en los últimos meses, conductas que pasaron de una bajante pronunciada a un ascenso relevante, lo cual, con el canal cargado de aguas empieza a generar problemas para la población ribereña

Varios caminos se han anegado lo cual dificulta la circulación para escolares y trabajadores, todavía con alternativas para poder sortear la dificultad pero a su vez con mayores dificultades por lo que nuevamente empezarán a aparecer las casillas precarias de familias autoevacuadas a la vera de la ruta nacional Nº 11 en el ingreso a Puerto Pilcomayo, uno de los pasos internacionales al Paraguay vía servicios de balsas.

El municipio de la ciudad fronteriza de Clorinda ya se encuentra en estado de alerta por posibles evacuaciones ante el comportamiento no solo del Río Pilcomayo sino también del Río Paraguay que se encuentra con el cauce también en creciente permanente.






Comentarios