Tres choferes que debían transportar toneladas de piedra hasta la localidad de Laguna Blanca fueron detenidos por desviar el destino de la carga.


Una empresa de Clorinda contrató a tres choferes para transportar piedras hasta la localidad de Laguna Blanca pero fueron denunciados porque llevaron la carga a otro municipio, aparentemente con intenciones de quedarse con ella.

Las 12 toneladas de piedra debían ser llevadas desde la ciudad de Formosa en tres camiones batea pero los mismos fueron vistos en la localidad de Laguna Naineck a 17 kilómetros de su destino original.

Un empleado de la misma empresa dio aviso a la policía que los camiones estaban descargando la piedra en la vieja estación de esta localidad sin autorización. La situación fue informada al dueño del corralón quien realizó la denuncia.

Con la intervención de la Comisaría de Laguna Blanca y Subcomisaría de Laguna Naineck interceptaron a los camiones Mercedes Benz sobre la ruta nacional N° 86 y detuvieron a los conductores que quedaron a disposición del Juzgado de Instrucción y Correccional N°1 de la ciudad de Clorinda.




Comentarios