En ese sentido la docente  que se desempeña y reside en Tobuna indicó que desde la entidad bancaria no brindaron mayores respuestas y la damnificada debe abonar sesenta cuotas de cuatro mil novecientos pesos.

Esta se trata de una de las más de 10 estafas y hurtos bancarios que se produjeron en San Pedro.

Ahora y debido a esta situación la damnificada Marcia Soto (35), se encuentra internada en el Samic de Eldorado por padecer problemas de tiroides y la situación estresante complicó el cuadro.

Soto decidió ante la falta de respuestas hacer público su caso a fin de que las autoridades pertinentes tomen cartas en el asunto.

La aprobación del préstamo de ochenta y dos mil pesos se concretó el 8 de mayo de este año y recién se dio cuenta de la operación realizada, a fines de junio.

Soto comenzó a solicitar ayuda ante Defensa del Consumidor, y ayer martes 01 de diciembre debería presentarse para realizar una declaración pero por estar internada no pudo concurrir a la cita.

Según el relato de la docente todo comenzó cuando una vecina le pidió prestada la tarjeta porque le habían llamado identificándose como Anses y que debería hacer una operación en el cajero a fin de cobrar el IFE: “Como era mi vecina, fuimos al cajero y nos indican que pasos seguir y cuando tenían que acreditar el IFE, nos dijeron que en ese momento no se podía terminar la transacción. Nos fuimos a casa y en junio al ver el faltante de dinero en mi cuenta, saque un movimiento de cuenta y note que tenía ese préstamo, en el banco me dijeron que no se podían hacer cargo”, indicó Marcia Soto.