El obispado de Santo Tomé acompañó a la menor a realizar la denuncia.


Una menor de 14 años denunció que fue abusada sexualmente en un campamento religioso por una persona que participaba de las actividades comunitarias y pastorales en la isla Apipé. Ante el hecho, el obispado de Santo Tomé se presentó ante la Fiscalía de Menores en defensa de la adolescente.

El caso sucedió durante un encuentro de verano que realizaba un grupo de adolescentes, jóvenes y adultos en la isla Apipé de la jurisdicción de la parroquia Nuestra Señora de Loreto de Ituzaingó, el 3 de enero pasado. La menor de 14 años habría sido abusada por otro joven oriundo de Alvear. La víctima acudió al sacerdote a cargo del evento, quien radicó la denuncia en la Fiscalía de Ituzaingó.

Desde el obispado de Santo Tomé brindaron un comunicado al respecto: “El obispado quiere expresar su solidaridad y cercanía con la menor y su familia. Asimismo, se ha puesto a disposición de la mencionada familia y de la Justicia, a fin de que se investigue el hecho denunciado para su pronta clarificación. Inmediatamente se designó al vicario general para que se pusiera en comunicación con la familia de la menor y los acompañara como delegado del obispo en aquellas acciones tendientes a esclarecer el hecho”.

“Finalmente, queremos afirmar con absoluta claridad que la Iglesia y, por tanto, la diócesis de Santo Tomé repudian todo tipo de violencia, especialmente aquella ejercida contra las menores en su integridad física y sexual”. Se solicitó un pedido de detención contra acusado para que declare en la causa.






Comentarios