Luego de arduas negociaciones durante gran parte de la noche se entregó ante la policía.


Ocurrió en pleno barrio Poí de la localidad de Saladas Corrientes, Ángel Muñoz de 69 años tenía denuncias de violencia de género y ayer por la noche se atrincheró en su vivienda familiar con un arma de fuego.

Luego de negociar con la policía se entregó.

Luego de varias horas de negociación con la policía y el propio fiscal de instrucción de la jurisdicción se entregó pasada las 2,30 de la mañana.

Muñoz tenía restricción de acercarse a la casa familiar por tener denuncias en su contra por violencia de género, ahora se encuentra detenido en la dependencia regional de la policía de Corrientes.

También participaron del operativo varios grupos especiales de la policía de Corrientes.






Comentarios