Si bien Uber lanzó una campaña con influencers para anunciar su arribo a Córdoba, que derivó en protestas, la aplicación todavía no fue autorizada por la Municipalidad. En ese sentido, durante el fin de semana secuestraron más de 10 vehículos que brindaban servicios de traslado con ésta u otras aplicaciones similares.

//Mirá también: Taxistas marchan en Córdoba contra Uber

“Para nosotros es inadmisible que un permisionario tenga este servicio”, indicó René Canepari, subdirector de Control de Tránsito de la Capital cordobesa, indicó al programa Pura Verdad de FM Pulxo.

“Hubo mucho movimiento, no sólo de Uber sino de otras aplicaciones”, explicó el funcionario quien además remarcó que los dueños de los vehículos secuestrados deberán presentarse ante la Justicia a declarar.

//Mirá también: Uber juega sus primeras cartas en Córdoba

Entre los autos secuestrados, está incluido un taxi, el cual será investigado por mantener ambos servicios.

“Siempre la preocupación nuestra es el vecino que cuando contrata este servicio ilegal está asumiendo un riesgo”, enfatizó Canepari.