En diciembre de 1989, el Huevo anotó tres goles en un clásico ante Talleres y clavó un penal en el travesaño. 


Julio César Toresani tuvo su paso por Córdoba y en diciembre de 1989, vistiendo la casaca de Instituto, tuvo su tarde de gloria. Abanderado del equipo de Alta Córdoba en un clásico ante Talleres, el Huevo anotó tres goles y clavó un penal en el travesaño. 

La Gloria había comenzado perdiendo y lo pudo dar vuelta gracias a que Toresani generó una situación de gol tras otra. Tal fue el rendimiento del ex Unión, Colón, River y Boca, que la revista Sólo Fútbol selló el encuentro con un “resultado moral” de 4-2, a favor de Instituto.

El clásico tuvo de todo. Sobre el final del encuentro, en un córner, le arrojaron una piedra a Luna y el partido (que ya había estado suspendido por un lapso de 10 minutos) fue cancelado definitivamente.  

Este lunes al conocerse la noticia de la muerte del ex jugador, Instituto lamentó su fallecimiento y recordó su paso por Alta Córdoba.





Comentarios