La Cámara en lo Criminal y Correccional de 12° Nominación fundamentó las condenas por la muerte del joven Emanuel Balbo en el estadio Kempes.


“Gómez determinó de manera directa y con clara intención a un colectivo de personas (sabiendo que así reaccionarían) a un comportamiento violento entre cuyas posibles consecuencias se encontraba la muerte del agredido”.

En estos términos, la Cámara en lo Criminal y Correccional de 12° Nominación de Córdoba fundamentó la condena a 15 años de prisión impuesta a Oscar Eduardo “Sapito” Gómez por haber sido instigador del homicidio agravado del joven Emanuel Balbo, durante un Belgrano – Talleres en abril de 2017 en el estadio Mario Alberto Kempes.

“Ninguna duda me cabe de que Gómez era consciente de las consecuencias colectivas violentas que su actuar produciría (…) que podía prever y previó que esa reacción podría conducir a diversos resultados que podían afectar la integridad física o la vida del agredido. Y que una de esas consecuencias posibles era su muerte. Y que ello no le importó”, explicitó en su voto el presidente del Tribunal Gustavo Reinaldi.

Cabe recordar que Gómez indicó públicamente y a viva voz que Balbo era un “hincha de Talleres”, un “infiltrado”, en una tribuna ocupada por simpatizantes de Belgrano, lo que inició una serie de agresiones hacia Balbo y que 48 segundos después concluyó con la caída de la víctima y el traumatismo cráneo encefálico que a la postre determinara su muerte.

El Sapito Oscar Gómez recibió 15 años de condena por ser instigador de la muerte de Emanuel Balbo en el Kempes.

La Cámara en lo Criminal y Correccional de 12° Nominación expresó que los comportamientos que tuvieron lugar en la tribuna Willington, el domingo 15 de abril de 2017, durante la disputa del partido entre los clubes Belgrano y Talleres, “parecen formar parte de una ‘locura colectiva’, de una ‘narcosis no inducida químicamente’, que afecta el comportamiento y los frenos inhibitorios y que todas las frustraciones, la violencia y el desenfreno tienen la oportunidad de liberarse para manifestarse contra un objetivo simbólico”.

En este sentido, la sentencia descartó que Balbo se haya caído al pasar sobre el “para-avalanchas”, con intención de “descolgarse” de él, como alegaron algunos abogados defensores. “Cayó porque fue golpeado violentamente, desequilibrado e impulsado, modificado en su trayectoria, en su intento desesperado por huir. Y el golpe mortal fue producto de ello”, expresó la cámara, que también estuvo integrada por los vocales Gabriela Bella y Eugenio Pérez Moreno.

En este link de la Justicia, el resto de los fundamentos y la sentencia completa. 






Comentarios