Le ganó 77 a 76 y al fin obtuvo una alegría luego de tantos partidos con resultados adversos.


Luego de cinco derrotas seguidas, finalmente en la noche de este martes Atenas se recuperó y se impuso nada menos que ante Ferro, por 77 a 76.

Porque no podía ser de otra manera que no sea sufriendo hasta el último segundo del partido, a tono con el presente del Griego.

Ahora, con cuatro triunfos en 20 encuentros, buscará que sea el punto de partida para salir a flote. Le quedan 18 partidos para dejar las últimas posiciones y no llegar al final pensando en el descenso.

El viernes recibirá a Comunicaciones de Mercedes con el ánimo renovado.

En los últimos 10 minutos, Atenas aguantó la presión de Ferro que se puso a dos (64-66) en 4 minutos, se hizo fuerte y pese a sufrir hasta el segundo final, se dio el gusto de festejar. 






Comentarios