Muy activo, el delatero de Talleres exigió al arquero y a la defensa de Colón. Todavía se lamenta el gol que no fue en Chile.


El gol que se perdió Sebastián Palacios en Chile en la derrota con Palestino, todavía no se puede creer.

Y el tucumano busca revancha contra Colón, en el Kempes por la Superliga. En la primera que tuvo, le quemó las manos a Burián, el arquero Sabalero.

Y en todo el primer tiempo inquietó a la defensa visitante, cerca de romper el cero en un discreto partido.

Y apenas Juan Cruz Komar hizo el primero, tras un corner del tucumano, el propio Palacios no supo resolver se perdió lo que era el segundo.

En la segunda parte contó con varias chances y no hubo caso. Igual, se llevó el aplauso de la gente como reconocimiento. Igual que a todo el equipo.






Comentarios