El técnico de Sarmiento fue quien subió al plantel superior al delantero, cuando dirigía a Instituto. 


“El 2018 no fue mi año, y quiero que este sí lo sea”. Mateo Klimowicz empezó con el pie derecho en la reanudación de la B Nacional, con gol ante el líder del torneo, Sarmiento de Junín.

El equipo de Iván Delfino, quien en su paso por Instituto en 2017 promocionó al juvenil delantero para entrenar con el plantel profesional.

“Después del partido Iván se acercó y me dijo ‘guacho el gol que nos hiciste…‘ Fue un técnico que me dio confianza. Tenía cara de malo pero con a los pibes los bancaba. Pude debutar cuando él era el DT y siempre se lo voy a agradecer”, aseguró Klimowicz.

Su gol casi se traduce en tres puntos para la Gloria. Y este domingo va por más ante Brown de Adrogué. “Hacía seis meses que no jugaba y la confianza lo es todo. Me hacía falta jugar… Ojalá siga convirtiendo, pero lo principal es que el equipo gane”, destacó el el delantero Albirrojo.

“Subí hace dos años y maduré mucho. Mejoré en la marca, en el sacrificio. El gol que hice en Junín es de los que me gusta, definiendo fuerte”, describió.

A propósito de técnicos, también dio su impresión sobre Diego Cagna. “Es tranquilo, quiere que juegue libre, que agarre la pelota y encare. Se que en Junín no lo hice, la pelota venía mucho por arriba y no es mi fuerte. Iván (Delfino), sabe como se juega la B Nacional. Brown es de ese tipo de equipos, y para nosotros es rival directo en la tabla”, completó Klimowicz.






Comentarios