En Cabalango, San Antonio de Arredondo y San Clemente.


Las lluvias de ayer hicieron crecer ríos en distintos puntos de las serranías cordobesas y ese trajo como consecuencia el corte de algunos vados y puentes.

La situación no ha generado mayores problemas y las crecidas han obligado a cerrar pasos en Cabalango, San Antonio de Arredondo y San Clemente, de acuerdo a lo expresado por el director de Defensa Civil, Diego Concha, a Radio Universidad, esta mañana.

Además, se registró una crecida del río San Guillermo en Villa de Soto. 

En ningún caso hubo que lamentar víctimas ni otros perjuicios: “no hubo evacuados ni pérdidas importantes”, afirmó el funcionario.






Comentarios