El Ajito dejó una grata impresión al ingresar contra Racing. "Hay que demostrar que uno quiere estar en Primera".


De lo poco rescatable que ofreció Talleres en su derrota ante el puntero Racing Club el lunes pasado, se destacó el ingreso de Fernando Juárez.

El volante santiagueño entró y fue una rueda de auxilio para Pablo Guiñazú, quien no daba abasto ante el juego desplegado por el líder de la Superliga.

“Estoy muy contento por sumar minutos, a pesar del resultado. Los compañeros nos dan la confianza para lo que viene”, destacó el Ajito.

Volante central, aguerrido en la marca, su espejo cercano es Guiñazú.

“Hay que demostrar que uno quiere estar en Primera. Cada uno tiene su responsabilidad, disfruto cuando puedo y si no me la banco”, añadió Juárez.

Este sábado ante Lanús, último partido del año en la Superliga, se le abre una expectativa de ser titular por primera vez ante el bajo nivel de Tomás Pochettino, y teniendo en cuenta que Andrés Cubas también se pierde el choque con el Granate por una lesión muscular.

“Tuvimos que dar vuelta rápido la pagina. Hay que seguir trabajando en la regularidad que te dan los rendimientos de los resultados”, completó el Ajito.






Comentarios