"Tengo una relación sobrenatural con Rodrigo. Visito a Ulises cuando voy Córdoba. Y a Carlos Jiménez, que es mi perfecto anfitrión", dijo El Salmón.


Embarcado en el lanzamiento de su flamante álbum, titulado Cargar la suerte, Andrés Calamaro recordó a Rodrigo y habló de Ulises y Carlitos Mona Jiménez, en una entrevista que le dio al diario cordobés, La Voz del Interior.

Con la tarea pendiente de ver la película El Potro, lo mejor del amor, Calamaro contó del malogrado artista cordobés, muerto en un accidente de tránsito en junio de 2000: “Mi relación con Rodrigo es sobrenatural y, desafortunadamente, póstuma. Teníamos una amistad de años con Fernando Olmedo, que murió en aquel trágico accidente. Quise escuchar a Rodrigo y fue con La cumbia del cucumelo, algo que me reveló lo suficiente de Rodrigo Bueno”, le dijo al matutino cordobés.

“Ocurre que escuchaba esa melodía en ‘el ruido del agua chorreando por la canilla’ y en otros armónicos domésticos. Entonces grabé mi versión acelerada del Cucumelo. La dimensión de Rodrigo, como autor de canciones y carisma, es muy importante y es un ícono cultural. Y estuve en los lugares correctos, y en los estados correctos, para escuchar al ‘chico cuartetero’”, dijo.

Sobre su relación con otros artistas del cuarteto, reveñó: “Visito a Ulises cuando voy Córdoba. Y a Carlos (la Mona Jiménez), que es mi perfecto anfitrión”.






Comentarios