Se lleva adelante en Córdoba el velatorio de la adolescente que no pudo superar su segundo trasplante. Miles de personas le dan el último adiós.


En medio de escenas de profundo dolor y conmoción, se lleva a cabo en Córdoba el velatorio de Dominique Lescano, la adolescente cordobesa que falleció el fin de semana en el Hospital Garrahan donde recibió un segundo trasplante de corazón.

La ceremonia será este martes, de 8 a 16, en Casa Isaías , ubicada en Jerónimo L. De Cabrera 148, barrio Alta Cordoba. El lunes, fue velada en Buenos Aires.

Visiblemente conmovido por todo lo vivido en los últimos días, su abuelo, Conrado Lescano, habló con los medios a poco de que se abrieran las puertas de la casa de sepelios.

“Es imposible que aquel que haya conocido a Dominique se olvide de ella, de lo luchadora que era, de cómo defendía la vida”, dijo en diálogo con Mitre 810.

“Mirá cómo sería que amaba la vida que cuando se dio cuenta de que no podía hacer más nada para conservarla, prácticamente le pidió permiso a sus papás para irse. Ahora, descansa en paz y cuida de todos nosotros”, remarcó.

La primera operación de la pequeña había sido en 2007, también en el Hospital Garrahan.

En 2004 se le había diagnosticado una miocardiopatía restrictiva, enfermedad del músculo cardíaco que provoca que los ventrículos se pongan rígidos o débiles.

El sábado por la noche, su papá Conrado publicó: “Dominique ya es un ángel. Gracias por las oraciones y el aguante”.




Comentarios