La estaban trasladando hasta el hospital cuando la mujer rompió bolsa. El pequeño nació en el móvil. 


Dos agentes de la Policía de Córdoba se transformaron en parteros cuando tuvieron que asistir a una mujer que estaba con trabajo de parto, en barrio Ameghino Sur. 

Los agentes se habían constituido en una vivienda en avenida Fuerza Aérea al 3800, de aquel barrio, donde se hallaba la mujer de 23 años con trabajo de parto. 

Ante la situación, los uniformados procedieron al traslado de la mujer, en el móvil policial, hasta el Hospital Misericordia. En el trayecto, la joven rompió bolsa por lo que los policías, tomando el recaudo necesario, colaboraron con el nacimiento de un bebé.

Al arribar al nosocomio tanto la madre como el hijo, se encontraban en buen estado de salud. 




Comentarios