Se trata del conductor de una camioneta que cayó en el agua estancada, en Marqués Anexo. Denuncian que la obra no estaba vallada ni iluminada. 


“Mi hermano salió con golpes, vomitando líquido cloacal y congelado, con hiportermia. Tenía 48 años, resistió todo eso porque era fuerte, pero todo cuerpo tiene un límite”. 

La frase pertenece al hermano de Martín Sívori, un hombre que murió al volcar su camioneta en una obra de desagüe en barrio Marqués Anexo, de la ciudad de Córdoba.

El conductor del vehículo fue rescatado por vecinos, pero murió poco después. Los propios vecinos y la familia Sívori aseveran que la obra, que lleva largo tiempo sin concluir, no estaba vallada ni iluminada, y que el siniestro vial se pudo haber evitado. 

Podría haber sido evitable, no estaba vallado y no había iluminación. Los vecinos los ayudaron a salir, la Policía se hizo presente y no los ayudó, la ambulancia demoró, mi hermano le pedía por favor una campera al policía, que se dio vuelta y no se la dio”, denunció el hermano en Noticiero Doce.

Todo ocurrió el miércoles por la noche, cuando Sívori, acompañado por su hijo, se dirigía al trabajo y cayó en el desagüe. 

“Principalmente la responsable es la empresa constructora y nadie la controló“, sostuvo el abogado de la familia Sívori, Diego Larrey






Comentarios