Se hizo conocido por interpretar a Rodrigo en la película del "Potro", ahí conoció a la artista y se conocieron más detalles de su vida privada. 


Rodrigo Romero se hizo conocido cuando se informó que sería quien represente a Rodrigo Bueno en la película del “Potro”. Su impresionante parecido con el cantante hizo que su rostro apareciera en todos los portales.

Ahora, el cordobés de Río Cuarto, de 29 años, vuelve a estar en los portales de espectáculos pero por su relación con la actriz y cantante Jimena Barón.

Según las primeras informaciones ambos se conocieron en el rodaje de la película “El Potro. Lo mejor del amor”, que cuenta la vida del cuartetero cordobés. 

A raíz de esta relación y del nivel de fama que adquirió en el último tiempo, en el programa Los Ángeles de la Mañana decidieron dar a conocer algunos datos de la vida privada de Romero.

“Rodrigo Romero nació hace 29 años, en Río Cuarto, provincia de Córdoba. Es de origen humilde. Dice que su profesión es albañil. Tiene tres hijos, con dos mujeres distintas. Ruby, Ryan y Romeo. Sin embargo, las malas lenguas aseguran que tiene otros tres hijos a los que nunca reconoció”, explicaron en el programa de espectáculos.

A su vez, explicaron que su llegada a la actuación fue por casualidad, ya que el hombre no es ni actor ni cantante. “Como si fuera un cuento de hadas, Rodrigo Romero se convirtió en Rodrigo Bueno casi por casualidad. Por intermedio de las redes, se enteró que había un casting para interpretar a Rodrigo y se animó. El parecido físico y el acento cordobés hicieron el resto. Rodrigo Romero nunca cantó ni actuó. Sin embargo, comparte con el Potro cordobés haber abandonado la escuela secundaria en primer año”, agregaron.

Entre los datos más duros que expusieron en el programa se encuentra la posibilidad de que Romero haya estado preso. “Según versiones provenientes de Córdoba, Rodrigo habría estado preso durante un largo tiempo, por una condena por robo. Otros rumores indican que habría tenido problemas con las drogas”.





Comentarios