Un turista porteño fue detenido en un control: su hijo iba sin cinturón. A los 40 km, el auto dio un tumbo.


La multa de tránsito que un efectivo de la Caminera labró, terminó salvando la vida de un joven que viajaba hacia Catamarca junto a sus padres.

Fernando Rampullia, su esposa Silvia y el hijo de ambos, Guido, de 24 años, fueron detenidos por la Caminera. El chico iba dormido en el asiento trasero y no se había colocado el cinturón.

Ante esto, el policía labró el acta. Fernando agradeció el respeto con que se dirigió a él y su familia el policía y por la explicación que les brindó respecto del motivo de la multa.

La familia siguió viaje y 40 kilómetros después el auto se fue a la banquina y dio varios tumbos.

Seguramente el resultado habría sido otro si Guido seguía sin el cinturón de seguridad.

. “De alguna manera esa multa salvó la vida de Guido, porque si no me frenaba la Caminera no habría sabido que viajaba sin cinturón”, dice Fernando.


En esta nota:

#siniestrovial


Comentarios