El pequeño continúa sedado y con asistencia respiratoria. El agresor, continúa prófugo.


Ciro, el pequeño que recibió un impacto de bala en la cabeza cuando estaba en brazos de su mamá, continúa internado en grave estado en el Hospital de Niños.

El bebé de casi dos años ingresó el martes 27 de febrero y desde entonces se encuentra en terapia intensiva. Ciro se encuentra sedado y con asistencia respiratoria.

“Continúa con asistencia respiratoria mecánica y bajo una sedación profunda”, indicó Adrián Fonseca, subdirector del Hospital y aclaró que el edema que tenía el niño se mantiene en las mismas condiciones que los últimos días y en las próximas horas se le realizará una tomografía de control.

El padre y agresor del pequeño, Diego Fernando Herrera, sigue prófugo.





Comentarios