Se juzga a 56 policías por los hechos del 3 y 4 diciembre. El fiscal y el abogado de parte de los efectivos se cruzaron verbalmente. 


“Voy a demostrar que quienes aquí están sentados son unos ‘perejiles’ que representan a 25 mil”.

Las palabras son de Miguel Ortiz Pellegrini, el abogado defensor de 42 de los 56 policías que este lunes comenzarona ser juzgados por el levantamiento del 3 y 4 de diciembre de 2013.

El letrado aseguró que “se está juzgando a los representantes de los que delinquieron” porque el acuartelamiento fue de más de cinco mil efectivos.

Al hacer la “presentación del caso” ante el jurado popular, el abogado realizó un alegato en el que criticó al instructor Raúl Garzón por “acordar” con el entonces jefe de Policía Julio César Suárez quiénes iban a ser acusados.

Indicó que el fiscal y “un matón” (en referencia al exjefe que hoy está siendo juzgado por coacción) “fueron eligiendo a quién mandaban a la parrilla”.

Antes, hablaron los dos acusadores, el fiscal de Cámara Mariano Antuña y el instructor Garzón.

El primero criticó la protesta que habían protagonizado los uniformados y, tras señalar que dejaron a la ciudad en un “estado de anomia”.

Por su parte, Garzón sostuvo que “las fuerzas de seguridad no tienen derecho de huelga” y dijo que los acusados “a la ciudad de Córdoba la dejaron totalmente desprotegida”.






Comentarios