Decidieron actuar junto con el Sindicato de Conductores de Taxis para evitar el avance de los no autorizados.


Cansados de los autos ilegales que toman pasajeros y de los remises que ocupen paradas de los “amarillos”, los taxistas decidieron con la ayuda del Sindicato Conductores de Taxis de Córdoba estacionar en las paradas para evitar que los “verdes” y los coches de alquiler de las localidades próximas hagan lo mismo.

La movida la inició un grupo de taxistas de RapiTaxi, junto con conductores independientes que no están en una agencia y la conducción del gremio. La primera intervención la realizaron en la calle Jerónimo Luis de Cabrera, a metros de una entidad bancaria, donde habían advertido que sólo se detenían los remises.

Con la intervención del sindicato, los taxistas ganaron desde ayer martes estos espacios y pidieron a las autoridades del banco que adviertan al personal policía que los remises no pueden tomar pasajeros en la vía pública.

La misma medida analizan llevar a la práctica en las cercanías del Sanatorio Allende Cerro, donde denunciaron que llegan remises de localidades vecinas para tomar pasajeros. También aseguraron que la misma situación se repite en la zona del Polo Sanitario.  




Comentarios