Según un relevamiento realizado por la Provincia de Córdoba, un total de 1.359.096 cordobeses es beneficiario directo o indirecto de programas sociales; lo que representa a casi 4 de cada 10 personas en la provincia.

La mayoría de los programas provinciales analizados apuntan a contener situaciones de vulnerabilidad, mientras que los restantes tienen carácter universal, destinados a objetivos de desarrollo social, laboral y educativo. De allí surge que el 83,7 por ciento de los beneficiarios tienen patrimonio bajo.

Sobre la distribución en función del sexo se desprende que de los 754.507 beneficiarios registrados como titulares directos, el 60 por ciento son mujeres (452.704) y el 40 por ciento son varones (301.803). En cuanto al rango etario el 55% tiene entre 0 y 30 años; el 24% entre 31 y 60 y el 21% más de 60 años.

Finalmente, del relevamiento se desprende que el 50,6% de las personas alcanzadas por los programas de la provincia recibe solamente asistencia provincial. El 49,4% restante recibe más de una asistencia, pudiendo ser ésta provincial y nacional.