Ocurrió en Río Cuarto. La mamá llamó desesperada a la Policía y el oficial de turno la calmó y le dijo qué hacer paso por paso hasta la llegada de los médicos. La historia.


“La desesperacion de una mamá que no sabía que hacer ante un síntoma de convulsiones de su bebé. Un 911 que me escuchó y salvó la vida de mi hijo, los consejos, la calma y la paciencia durante esos casi 10 min se los debo por toda la vida”

De esta manera​, arrancó el posteo en la red social Facebook de Victoria Irusta, una mamá de Río Cuarto que quiso agradecer así a la persona que la asistió vía teléfonica en momentos en que su bebé tenía convulsiones derivadas de un cuadro de fiebre altísima.

A quien iba dirigido el agradecimiento era al cabo primero de la Policía Lisandro Sosa, el “ángel” vestido de azul que desde el otro lado de la línea logró calmarla en medio de una crisis de nervios y llanto y le dio la serenidad para hacer todo lo que estaba a su alcance hasta que llegara la ambulancia y la asistencia médica para Lorenzo-

Todo comenzó cuando en su casa de calle Tablada al 300, de Río Cuarto, la mujer comenzó a vivir una verdadera pesadilla que tuvo final feliz gracias a este policía que arrastra una larguísima experiencia en el campo de la salud.

Nada es casual. Sosa presta servicio como operador en la línea de emergencias 101 en Río Cuarto y actualmente se encuentra cursando la carrera de Enfermería en la Escuela de Enfermería con sede en la ciudad de Río Cuarto.

Ha realizado más de 30 cursos y capacitaciones en la institución policial y fuera de ella, entre los que se destacan: técnico en emergencias médicas (paramédico), operador en comunicaciones de emergencias y en emergencias médicas, obtenido en la Escuela de Guardavidas, cursos de primeros auxilios y actuaciones en caso de emergencias, señala Puntal.com

“Fueron 8 o 9 minutos que me tuvo al teléfono y me dio la tranquilidad que podía asistir a mi hijo con lo que iba diciendo”, dijo Victoria a Puntal AM. 




Comentarios