El franco-argentino y de "corazón cordobés" disputa en Motegi la última fecha dentro de la Clase GT 300.


Sacha Fenestraz compite este fin de semana en Motegi, en el cierre de temporada del Súper GT Japonés. La prueba tendrá una exigencia de 250 kilómetros, constituyéndose así en la carrera más corta del calendario de la espectacular categoría.

Sacha y su compañero del equipo Kondo Racing, el nipón Kazuki Hiramine, ocupan el cuarto lugar de la tabla, dentro de la Clase GT300, incluso con chances matemáticas de quedarse con la corona.

El franco-argentino Sacha Fenestraz, en la Clase GT 300 del Súper GT Japonés 2019.

Pero para alcanzar el título, además de verse obligados Fenestraz e Hiramine a hacer la pole y ganar la competencia, los líderes del certamen, Shinichi Takagi y Nirei Fukuzumi (Honda) no deberían sumar.

De todas formas, un lugar entre los primeros del certamen sería para Fenestraz algo satisfactorio. “Vamos a dar lo mejor como siempre. Esperamos un buen resultado. Veremos cómo sale todo”, dijo en la previa Sacha, con su habitual optimismo.

Fenestraz e Hiramine compiten con un Nissan GT-R del equipo Kondo Racing.

Este viernes desde las 20.50 (hora de Argentina), habrá entrenamientos, mientras que a las 2 del sábado, comenzarán a clasificar. La carrera será a la 1.30 del domingo (noche del sábado), a 53 vueltas -el equivalente a 250 kilómetros-.

En el episodio anterior del Súper GT, desarrollado en el autódromo Sportland SUGO, Fenestraz e Hiramine ocuparon el quinto lugar en su clase.

Fenestraz lleva adelante una exitosa campaña este año en el país del sol naciente, habiéndose quedado con la corona de la F3 Japonesa y siendo protagonista en cada fecha del Súper GT dentro de su división, la GT300.

Sacha nació en Francia y de pequeño se radicó con su familia en la provincia de Córdoba, donde se inició en el deporte motor; fue a la edad de 4 años cuando comenzó a competir en Karting, en el circuito “Héctor Luis ´Pirín´ Gradassi”, de Colonia Caroya.




Comentarios