El candidato presidencial de la coalición Consenso Federal disertó en el 12º Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba.


El candidato presidencial de la coalición Consenso Federal, Roberto Lavagna, consideró este martes que “la gobernabilidad futura del país depende mucho de que seamos capaces de lograr un sistema relativo de precios, que combine el consumo y la inversión”.

Lavagna realizó estas declaraciones al disertar en el 12º Coloquio Industrial de la Unión Industrial de Córdoba (UIC), que se llevó a cabo este martes.

En ese contexto, el ex ministro de Economía (2002-2005) advirtió que “si no logramos eso, y cuanto más tardemos en hacerlo, mas progresivo será el debilitamiento de la democracia”, y que “en algún punto la democracia va a terminar siendo algo apenas formal, sin contenidos esenciales”.

Lavagna afirmó que “no hay ningún país en el mundo de características similares a la Argentina, ubicado en una zona de paz, que lleve ocho años de absoluto estancamiento económico, con los dos últimos años de recesión profunda del5% del PBI” acumulado, y con un promedio actual de ingresos de los argentinos del 9% inferiora lo que era en 2007/2008.

El arte de una economía que funcione, generando crecimiento y condiciones sociales de bienestar, “pasa por lograr salarios altos y jubilaciones altas en términos relativos, cambio alto, tasa de interés baja, tarifas en puntos intermedios creíbles, aranceles bajos para compensar un tipo de cambio alto y dar lugar a que exista competencia en la economía”, remarcó y añadió que “hay que hacer todo aquello que permita la expansión del consumo y de la inversión”.

Cuidar la producción y la productividad es central para, a partir de allí, diseñar las políticas económicas como la baja de impuestos: “Entre 2005 y la actualidad la presión tributaria aumentó 8 puntos del PBI, que representan entre 30.000 y 40.000 millones de dólares anuales que se le sacaron al sector privado para poner en manos del sector público, y otro poco lo sacó el actual Gobierno nacional”, sostuvo el candidato presidencial de Consenso Federal.

Asimismo adjudicó la “deformación de los precios relativos” es uno de los principales factores del “retraso de estos ocho años en Argentina”, por la tendencia a la implementación de “precios a favor de una economía intervencionista, y estatista porque es a favor de una economía financiera que se retroalimenta entre el fracaso de uno y lo que gana el otro”, y viceversa.

El Gobierno del kirchnerismo “empujó el consumo, que generó un rato de bienestar, pero como no se ocupó ni de la producción ni de la productividad, terminó generando nuevamente una inflación real del 25%”.

Después vino el gobierno de Cambiemos y “dijo que toda iba a ser resuelto por la lluvia de inversiones. Hubo lluvia de inversiones, pero de adentro para afuera. 70 mil millones de dólares que pudieron estar en el país se fueron a buscar rentabilidad fuera del país”, afirmó.

Además de Lavagna, entre otros, participan el evento industrial el gobernador Juan Schiaretti; el presidente de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi; el economista Carlos Melconián y el presidente Mauricio Macri.




Comentarios