El frente de incendio alcanza los ocho kilómetros y se desplaza hacia el sur. Trabajan más de 170 bomberos y seis aviones hidrantes.


En una jornada complicada por los incendios forestales en la provincia de Córdoba, La Cumbre vive sus horas más difíciles. El fuego no da tregua y ya hay unas 50 personas evacuadas y una vivienda quemada. 

Para controlar el incendio, que tiene un frente de ocho kilómetros, trabajan seis aviones hidrantes (tanto de la Provincia como de la Nación) y más de 170 bomberos. Las tareas se hacen dificultosas por las fuertes ráfagas de viento que soplaron durante toda la jornada de este viernes. 

El fuego no da tregua en La Cumbre.

“Se sigue trabajando en un incendio que es complejo, la meteorología no ha cambiado mucho”, dijo el titular de Defensa Civil de la Provincia, Diego Concha, a Cadena 3.

Y continuó: “Si bien ha disminuido un poco la velocidad del viento con respecto a la madrugada, seguimos teniendo ráfagas de 45 kilómetros por hora, la temperatura en ascenso y bajo porcentaje de humedad”.

El fuego no da tregua en La Cumbre.

El funcionario indicó que no hay viviendas en riesgo y que la topografía es muy complicada para acceder al incendio.

El fuego se estaría dirigiendo hacia el sur, a las zonas de El Pungo y Villa Giardino.

Por su parte, el secretario de Gestión de Riesgo, Claudio Vignetta, destacó en diálogo con Cadena 3 que en la mañana del viernes comenzaron a operar seis aviones.

El fuego no da tregua en La Cumbre.

“Tenemos que proteger las viviendas. El incendio es en monte alto, agarró unos pinares alrededor de dique San Jerónimo. Es bosque nativo, monte nativo que desde hace 20 años no se quemaba”, precisó.

El fuego no da tregua en La Cumbre.




Comentarios