Brunito tenía sólo 15 meses de edad. Padeció maltrato continuado desde su nacimiento y murió por múltiples y severas heridas. Sus padres fueron condenados.


Con sólo 15 meses de edad, Brunito (Bruno Bautista Villarreal) había llevado una vida horrorosa, producto de múltiples y severos maltratos a los cuales fue sometido por su madre y la pareja y que le provocaron la muerte.

Este lunes, el juicio que ambos afrontaban bajo graves cargos terminó con una condena de prisión perpetua para ambos.

Carla Andrea Villarreal (26), y la pareja de ella, Oscar Eduardo Peñaloza (37), fueron hallados responsables de los castigos que no se remontan sólo al episodio crítico que derivó en su fallecimiento, sino a una larga historia de maltratos.

Los padres de Brunito, Carla Villarreal y la pareja Oscar Peñaloza fueron condenados a perpetua.

El 22 de abril de 2018, Brunito ingresó desvanecido al Hospital Misericordia. Mientras ella lloraba, él manifestaba que el niño se había caído de la sillita, golpeándose la cabeza, y que no se despertó más.

La médica que atendió al bebé comprobó que, además de un severo traumatismo de cráneo, había fracturas en el tórax, hematomas y otras lesiones de antigua data.

La gravedad del caso motivó su urgente traslado al Hospital de Niños, donde Bruno murió.

De la indagación de médicos, forenses y una asistente social, se determinó que el niño, lejos de sufrir un accidente, había recibido un prolongado y continuo maltrato infantil.

Es más, la especialista que relevó el terreno social sostuvo que el chico fue “torturado” desde su nacimiento, señala La Voz.

Ambos llegaron a juicio bajo el cargo de homicidio calificado por el vínculo donde el jurado popular los halló culpables y les impuso la pena antes mencionada.




Comentarios